Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡Qué tal amigos de Diversalud! Hoy os traigo una preciosa canción de Sarah Brightman que invita al recogimiento interior, a la calma total de tu cuerpo, tu mente y tu alma. Ideal para escucharla justo antes de irte a dormir después de un ajetreado día, quizás mientras te des un baño o una ducha calentita en estos días tan fríos o quizás mientras lees unas páginas de tu libro favorito antes de caer en los brazos de Morfeo. En cualquier caso, esta canción te transportará a la calma total. Qué tal si mientras la oyes vacías tu mente y despacito, tomas aire por tu nariz y luego lo exhalas lentamente por la boca. Además de oxigenar profundamente cada célula de tu cuerpo entrarás en un estado de relajación extraordinario. Deja el run-run durante unos pocos minutos y verás después que bien te sientes.

Disffrútalo ¡te lo mereces!