¿Alguna vez has visto un corazón? y no me refiero a los de las revistas ni al que lleva Cupido en su flecha el día de San Valentín ¿Sabes cómo funciona? Seguro que sí, pero aquí en Diversaludeando te lo recordamos.

El corazón es un músculo muy fuerte y potente  ¡es normal que sea potente! porque ofrece la fuerza necesaria para que la sangre viaje dentro de las venas y arterias que tu ya sabes forman el aparato circulatorio junto con el corazón y están unidas a él. Para enviar la sangre (y con ella oxígeno y nutrientes) a todas las células del cuerpo, el corazón se contrae rítmicamente ¡bum – bum,  bum – bum!

Esa velocidad de contracción es la frecuencia cardiaca ¡seguro que te suena! ¿a que si? la frecuencia cardiaca mide la cantidad de veces que se contrae el corazón en un minuto se mide en latidos o pulsaciones por minuto ( l.p.m. – p.p.m.). A la vez también transportan de vuelta, los desechos que el organismo tiene que eliminar.

La frecuencia cardíaca de un adulto suele ser entre 60 y 80 l.p.m. y si además haces ejercicio…¡se pone a mil! 🙂  je je… (bueno ésto es un decir), aunque lo que si sucede es que hasta puede doblar el latido y alguno más… y así se tira latiendo cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día de nuestra vida ¿Existe acaso máquina más perfecta?

heart-665186_640

Sin embargo la de los niños es mayor que la del adulto y según la edad del pequeño varía mucho: un recién nacido tiene unas 120-160 l.p.m., con un mes tiene 100-150 l.p.m., a los 2 años baja a 85-125 l.p.m., y de aquí a los seis años poco a poco se va pareciendo a la del adulto. El corazón de los niños late más deprisa porque aún no ha madurado lo suficiente. Sus células son más pequeñas y no tienen la misma estructura que las del adulto por lo que la potencia del músculo es menor. Por esta razón sus corazoncitos lindos se las arreglan para que lleguen el oxígeno y nutrientes precisos a todas las celulitas de su cuerpo y eso lo consiguen elevando la frecuencia cardiaca.

El tamaño de tu corazón es el tamaño de tu puño cerrado y está dentro de una cajita que le protege dentro de tu cuerpo para que no sufra daños, me refiero a la caja torácica que está formada por las costillas, se encuentra justo en el centro del pecho y un poquito a la izquierda.

El corazón está formado por cuatro cámaras: las superiores se llaman aurículas y las inferiores ventrículos. Estas cámaras están separadas por válvulas que son las que regulan la cantidad de sangre que entra en ellas y también impiden que una vez la sangre ha entrado en la cámara correspondiente no vuelva hacia atrás porque se cierran de inmediato una vez la cámara está llena . Estas válvulas se cierran y se abren con cada latido. Hay una reglilla en la estructura del corazón: de los ventrículos salen arterias y a las aurículas llegan venas. En la circulación general, las arterias llevan sangre fresca y rica en oxígeno y nutrientes y las venas llevan sangre pobre en oxígeno y cargadas de basurilla peeeeerooooo ésto no se cumple cuando se trata de la circulación pulmonar o vasos que van desde el corazón hasta los pulmones para oxigenar la sangre.

Curiosidad: ¿Sabías que tenemos tal cantidad de venas y arterias que si las uniéramos todas darían dos veces la vuelta a la Tierra? impresionate ¿verdad?

circulatory-41523_640

Cada latido es un bum – bum el primer bum corresponde al cierre de las válvulas que regulan el paso de la sangre de las cámaras superiores a las inferiores. El segundo bum, corresponde al cierre de otras vávulas que regulan la salida de la sangre desde el corazón hacia todo el cuerpo. Están situadas como habrás deducido separando las aurículas de los ventrículos. La que separa la aurícula derecha del ventrículo derecho se llama tricúspide y la que separa la aurícula izquierda del ventrículo izquierdo se llama mitral. Luego hay otras dos muy importantes también: la vávula aórtica que permite el paso de sangre rica en oxígeno del ventrículo izquierdo a la arteria aorta que va hacia todo el cuerpo y la válvula pulmonar que permite el paso de sangre de sangre pobre en oxígeno del ventrículo derecho hacia los pulmones para oxigenarse.

Para que entiendas fácilmente cómo funcionan las válvulas imagínate a tí mismo inflando un flotador, verás que una vez que ha entrado el aire ya no puede salir porque hay algo que impide que ese aire salga, esa es la válvula del flotador que impide que el niño que lo esté usando se ahogue porque se le desinfle en medio del agua aunque la tapa se quite, pues las válvulas del crazón hacen algo parecido.

¿Cuál es el camino de la sangre? vamos a verlo, realmente es un circuito cerrado y tu sangre sabe perfectamente por donde ir, no se pierde por ahí. Aunque tenemos un corazón, voy a “partirlo por la mitad” (como el que canta Alejandro Sanz je je 🙂 ) para que sea más fácil comprender el cómo funciona. Imagina que los pulmones y el corazón con cada una de sus partes son estaciones de tren y la sangre rica y pobre en oxígeno son los trenes que vienen de distintas partes del cuerpo y van a distintas partes del cuerpo también ¡es un circuito cerrado! ¿te acuerdas?:

A) Corazón Derecho, a él pertenecen la aurícula derecha y el ventrículo derecho. La sangre “guarrilla” (llena de deshechos y pobre en oxígeno, procedente de todas y cada una de las células de tu cuerpo) llega a velocidad exprés a la primera estación aurícula derecha por la vena cava superior (que procede de la zona Norte (parte superior del cuerpo: cabeza, cuello, hombros,…)) y la vena cava inferior (que procede de la zona Sur (parte inferior del organismo: pies, piernas, muslos, abdomen,…)). La aurícula derecha se llena y una vez llena y aprovechando la contracción o primera parte de un latido cardiaco se abre la válvula tricúspide y la sangre pasa a otra estación: ventrículo derecho. Con la segunda parte de ese latido, se abre la válvula pulmonar y la sangre del ventrículo pasa a las arterias pulmonar derecha e izquierda (pegaditas a ese ventrículo) dirección a la siguiente estación: Pulmones. Allí entra la sangre y se carga a tope de oxígeno y la siguiente parada:

B) Corazón Izquierdo: estación aurícula izquierda, a él pertenecen la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo. Aquí entra la sangre proveniente de la vena pulmonar derecha e izquierda y cuando se llena de sangre, se abre la válvula mitral y pasa a otra estación más: ventrículo izquierdo y de ahí a la circulación general a través de la gran y enorme arteria aorta para oxigenar y nutrir a todas y cada una de las células de nuestro cuerpo que la esperan como agua de Mayo. ¿No es fantástico? nuestro cuerpo es una obra perfecta de ingeniería.

 

001

Cada vez que la sangre viaja desde el corazón al resto del cuerpo una quinta parte de esta sangre pasa por los riñones que son perfectos coladores donde se filtra una parte de los desechos de todo el cuerpo y luego la sangre se dirige de nuevo al corazón.

Que sepas que todo este recorrido de estación en estación ocurre en medio minuto ¿no es alucinante?

Aprende a tomarte el pulso: tu con sólo dos dedos (índice y medio porque el pulgar es grandecito y tiene su propio pulso y te confundirías) puedes sentir los latidos de tu corazón mira cómo:

Con los dedos índice y corazón presiona suavemente la parte interior de la muñeca, justo debajo de tu pulgar. Habrás encontrado tu pulso cuando sientas un golpecito osea un latido pequeñito bajo la piel. Para saber cuál es tu frecuencia cardiaca, usa un reloj con segundero ocronómetro y cuenta cuántos latidos sientes en un minuto quietecito, sin moverte. O si lo prefieres cuenta los latidos durante 15 segundos y luego multiplica por 4. Ahora ponte a saltar un ratito en el sitio donde estás (¡vaya delante de la pantalla del ordenador leyéndonos!) ¿cuántos latidos cuentas ahora en un minuto? seguro que algo ha subido respecto a cuando estabas en reposo ¿a que si?

tomando el pulsillo

 

Es importante que cuides tu corazón y lo mantengas en forma toda tu vida: así como le cuides, él te cuidará a ti. Por tanto, dieta sana poca comida basura, practicar deporte varias veces a la semana y alejarte cuando seas mayor del tabaco, del alcohol y de las drogas porque hacen que tu salud se deteriore aceleradamente.

heart-865226_640