EL POR QUÉ…UNA PEQUEÑA INTRODUCCIÓN

He pensado que sin agobiarte, te voy a ir contando cosas muy interesantes sobre alimentación que puedes ir cambiando paulatinamente en tu casa. Casi sin esfuerzo y sin enterarte voy a comenzar una serie de interesantes artículos donde sustituiremos alimentos, hábitos y algunas cosas más que normalmente tenemos en casa y usamos mucho para ir así liberando tu hogar de productos tóxicos y perjudiciales para tu salud que son perfectamente intercambiables por otros que son, sin duda, mucho mejores.

Todo ésto, si tu lo eliges y así lo quieres, obviamente….

cook-366875_640

Sé, que los cambios drásticos no valen para mucho, porque te agobias y lo abandonas inmediatamente después. El cambio paulatino es el que perdura en el tiempo, y ese es el que nos interesa a ti y a mí, a todos. Muchas veces nos entra la prisa, el ansia viva de cambiar ésto o lo otro porque he leído u oído a no sé quien que dice que ésto es malo, y ésto, y ésto también… seguro que tienen razón, no lo discuto. Desgraciadamente vivimos en un mundo bastante tóxico donde lo precocinado, procesado e industrial está muy a la orden del día y por tanto muchas veces la calidad nutritiva de lo que nos llevamos a la boca es realmente desastrosa.

¿Sabes lo que pasa? que, son tantas cosas a cambiar que al final la gente me dice “mira Vicky está muy bien todo eso que dices pero es que todo es malo, al final de algo nos tenemos que morir, es demasiado difícil y complicado en un mundo como este…” .  Deciden mirar a otro lado. Yo creo que en el fondo unos no se creen que sea tan mala la calidad de alimentación, a otros les da pereza y a otros miedo de salir de su “zona de seguridad o de confort”, ni soy quien para juzgarlo ni para criticarlo, bien está si tú decides que está bien, ni más ni menos…

life-459990_640

Ahí es cuando paro y me digo ¡echa el freno Magdaleno! me encantaría transmitirles que no es tan difícil como creen que poco a poco se pueden ir cambiando alimentos, cosillas, hábitos,… No quiero perseguir a nadie, ser la pesada de turno que siempre está dando la murga. A estas alturas de mi vida he aprendido unas cuantas cosas sobre todo ésto y ya, lo único que hago es predicar con el ejemplo lo máximo posible y ofrecer información cuando alguien me la pide. Yo digo una cosa… es obvio que por mucho que hagamos, librarnos de todos los tóxicos existentes, no nos vamos a librar… pero y si quitamos muchos de en medio ¿no nos estamos haciendo ya un tremendo favor?, creo que sí firmemente.

Ahora, con mi joven blog recién estrenado, tengo la oportunidad de ir contándote cosillas en mis artículos semanales y si así te parece puedes leer lo que gustes, sin agobios, con total libertad de cambiar lo que quieras…o no.

Realmente, al cambiar poco a poco de hábitos, y cuando se han incorporado muchos, uno se da cuenta de que no todo es malo, que hay alternativas mejores y menos perjudiciales. En estos días aunque sea difícil de creer (pienso que debido a una saturación en el mercado de tantos alimentos y productos inflados de aditivos), cada vez hay más conciencia por parte del consumidor de que las cosas deben cambiar y muy despacito y poco a poco van cambiando. Somos los consumidores como tu y como yo, los que con nuestras elecciones de nuestra compra diaria, vamos cambiando paulatinamente el que las empresas dejen de elaborar unos productos o los elaboren con mejores ingredientes.

canned-food-570114_640

Si, sé que ésto es muy lento pero si es constante y progresivo, las cosas cambiarán. ¡Tú puedes hacerlo ya! ¡Desde ahora mismo! ¿Cómo? Te propongo dos ideas:

1.- Informándote objetivamente sobre alimentación y nutrición (si ¡jeje! este blog te va a ir ayudando en esta tarea). Y digo OBJETIVAMENTE, créeme los miles de anuncios con los que nos bombardean a diario por doquier  NO SON OBJETIVOS. Les importa un pito si son buenas para tu salud o si bajan el colesterol o si hacen crecer a tus hijos. Su único objetivo: vender lo máximo posible a toda costa. Hazte crítico con todo lo que sale en los anuncios de televisión, internet, prensa, súpermercados… estás en todo tu derecho, haz uso de él.

Hay muchos anuncios que me ponen de los nervios (¡¡CASI TODOS!!) uno de los que se llevan la palma es aquel que dice que ¡¡la margarina fulanita ayuda a tus hijos a crecer!! yo respondo preguntando ¿a lo ancho no? y sigo preguntando ¿cómo ayuda una margarina a crecer? la margarina es un producto completamente artificial, no existe en la naturaleza de tal forma, son aceites vegetales en principio buenos (insaturados) que son sometidos a una saturación artificial de las grasas por tanto ahí tenemos calorcillo, químicos flotando, aromas artificiales y un largo etc La margarina, no ayuda a nada, el cuerpo se aturulla cuando la tomamos puesto que no sabe qué hacer con ella, son grasas trans artificiales cargadas de tóxicos. Los fabricantes les echan sustancias que bajan el colesterol, aportan vitaminas, etc… tienen que “colocar” alguna función buena a algo que no es bueno, en fin una locura subrealista. La margarina se desarrolló como una alternativa a la mantequilla ya que se buscaba un alimento similar y más barato.

2.- Leyendo absolutamente todas las etiquetas de lo que compres a partir de ahora, tanto en lo que vayas a comer como en lo que te vayas a echar en el cuerpo (se lo “come” tu piel y eso, también va a la sangre). Así de primeras yo tengo una regla y la comparto contigo: todo lo que no seas capaz de leer ni de pronunciar con facilidad ni te lo comas ni te lo eches.

Van apareciendo cada vez más productos con menos aditivos químicos, y si… la mayoría de ellos son de origen ecológico. Muchos, son productos artesanales donde los ingredientes son de calidad y se parecen mucho a esos productos que podamos elaborar en casa. ¿Todo lo ecológico es sano? respuestas contundentes:

  • NO en lo que se refiere a productos elaborados, ya que se siguen añadiendo ingredientes que no son sanos (siguiendo con el ejemplo de la margarina, hay margarinas ecológicas con grasas parcialmente hidrogenadas, pues da igual que sean ecológicas o no, si en algo están hidrogenadas ya están artificialmente saturadas, osea que poco se arregla), hay productos ecológicos que son muy ricos en azúcares refinados, etc y
  • SI al referirnos a los productos frescos ecológicos, en este vídeo nuestros amiguitos lo explican de maravilla. Los alimentos ecológicos si son sinónimos de alimentos sanos libres de pesticidas, herbicidas, OGM (organismos genéticamente modificados), hormonas, antbióticos,…

El problema real no es que un día te comas unas patatas fritas con una coca cola (con todo su halo tóxico y perjudicial) no, ese no es el problema. El problema es el efecto cóctelal que estamos sometidos a diario, el efecto acumulativo. Hace casi 4 meses, el Instituto Nacional de Alimentos de la Universidad Técnica de Dinamarca encontró que incluso pequeñas cantidades de productos químicos en los alimentos, pueden aumentar los efectos perjudiciales de los demás químicos tóxicos (aditivos) cuando se combinan. A lo largo de un día imagínate el montón de tóxicos, radiaciones y contaminación a la que todos, niños y mayores estamos sometidos. Así día tras día, año tras año de nuestra vida, el resultado es la gran carga tóxica que arrastramos cuando llegamos a una edad. Este vídeo que os recomendé el otro día, trata de esto mismo pero aún más preocupante ya que nuestros hijos desde pequeños consumen más productos llenos de aditivos químicos perjudiciales que nosotros a su edad y puede que los efectos nocivos de esta acumulación se empiecen a ver a edades más tempranas de la vida, puede que cuando sean adultos jóvenes…por ahora son suposiciones pero razones, no les faltan.

No pretendo agobiarte, ni hacer que te rayes la cabeza o incluso que te puedas sentir culpable ¡eso nunca!. Pretendo darte información para que simplemente elijas lo que tu consideres mejor. Yo lo tengo claro, pequeños pasos de hormiguita en la dirección correcta (sea la que sea para cada uno) al final constituyen un paso de elefante. Si decides embarcarte conmigo en este nuevo objetivo de cambiar poco a poco hábitos ¡Bienvenida! tu salud y la de los tuyos se verán recompensadas, no sólo aumentas calidad de lo que consumes y usas, también de esta manera contribuyes a obtener una mejor nutrición celular, que al fin y al cabo es de lo que se trata.

happy family

 

1.- http://www.food.dtu.dk/english/News/Nyhed?id=ED25058B-D02C-4CF2-B1AB-20E0D8054290