Esta crema de calabacín la clasifico como crema antienfermedad, una verdadera crema anticancerígena. No es la típica crema de calabacín que todos conocemos, es una crema sencilla y rápida de hacer compuesta por semillas de lino entre otros ingredientes con lo que la enriquecemos en fibra y ácidos grasos omega 3, también gracias al AOVE (aceite de oliva virgen extra) se convierte en fuente de grasas monoinsaturadas omega 9, por las semillas de sésamo tenemos una gran  fuente de calcio de muy buena biodisponibilidad (mejor que la leche) y grasas omega 6  y también enriquecemos esta crema gracias a dos potentes alimentos anticancerígenos como la cebolla y el puerro ambos pertenecientes a la familia de las aliáceas.

Tiempo de elaboración: 25 minutos.

Ingredientes: 1 kg de calabacines pelados, 2 puerros pequeños o uno mediano, una cebolla (si es morada mejor que mejor porque se suman más propiedades anticancerígenas derivadas de las antocianinas), 5 cucharadas soperas de AOVE, 2 cucharadas soperas de semilas de lino marrón, dorado o una de cada, una cucharada sopera de semillas de sésamo, 30 ml de crema vegetal (arroz, avena, soja…), sal del Himalaya o marina no refinada al gusto.

Elaboración:

En una cacerola de porcelana, de acero inoxidable o de cristal echa unos dos dedos de agua, pon un cestillo para cocinar al vapor, lava los calabacines con piel y echalos pelados.

CESTILLO CHIQUILLO

¡Espera! ¡No tires la piel del calabacín! nos vale para otra suculenta recetuela. Guárdalas en un recipiente de cristal en el frigo.

PIEL CALABACÍN

Echa los puerros limpios y lavados y la cebolla partida en dos o tres trozos. Tapa la cacerola, pon el fuego animadito y cuece durante 15 minutos. Si no tienes cestillo cuece las verduras con poca agua.

CREMILLA CALABACINILLO

Echa todas las verduras en un procesador de alimentos tipo thermomix o similar o si lo vas a batir en la misma cacerola batidora en mano, vacíala de agua y añade la sal, la crema vegetal de arroz o avena por ejemplo (si no tienes puede ser leche vegetal), el AOVE y las semillas de lino y sésamo molidas (yo las muelo en un molinillo de café).

MOLINILLO SEMILLAS

Tritura todo y… ¡voilà! ya tienes una crema de calabacín diferente y muy sana y rica. La cocción al vapor es mucho mejor que la cocción en agua ya que se conservan más los nutrientes de las verduras y hortalizas. No importa que quede mordiente con esos minutos de cocción es suficiente. ¡Qué aproveche!

DSCN0403