Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hace tiempo asistí a un maravilloso curso de cosmética natural ecológica, fue una experiencia preciosa. Hicimos jabones, cremas, gel, crema labial,… El elaborar en casa productos de cosmética natural, ha sido siempre uno de mis sueños dorados. El hacer tus propios productos en casa tiene muchas ventajas. La primera, sin duda es la gran satisfacción y relajación que me invade cuando estoy haciéndolo y por otro lado las innumerables ventajas de consumir productos con muy poca o ninguna cantidad de productos tóxicos. He estado preparando un huequecito en casa donde poco a poco voy haciendo acopio de materiales e ingredientes para ir haciendo cositas. He empezado por lo más sencillo, jabón líquido para lavar en la lavadora. Y ya lo he probado en ropa blanca y de color, con resultados muy buenos, la ropa ha quedado impecable. Por tanto empiezo a compartirlo con todos vosotros. Lo hago, lo compruebo y lo comparto ¿Qué mejor cosa hay? Empiezo pues.

Ingredientes:

  • 2,5 litros de agua,
  • Un cuarto de jabón Lagarto (una pastilla pesa 150 gr.) o similar incluso puedes utilizar jabón en pastillas casero, ese famoso jabón de la abuela.
  • 3 cucharadas soperas de bicarbonato sódico que actuará como blanqueador y eliminador de olores. Yo uso una determinada marca PQS de bicarbonato que es de los pocos (yo diría el único junto con el de la marca Hulda Clark) que no tienen aluminio como excipiente, el resto de los bicarbonatos que se comercializan en las tiendas y farmacias contienen aluminio en su composición y además no lo señala en la etiqueta, que es lo peor.
  • Unas 5 o 6 gotas de aceite esencial de cualquier aroma (ésto es opcional) puede ser vainilla, eucalipto, romero, tomillo, lavanda,…

JABONCILLO

BICARBONATILLO1

Debe quedar un líquido viscoso, igual que la textura de un gel o de cualquier otro detergente líquido para lavadora. La densidad del jabón puede verse afectada por la dureza del agua o por la marca de jabón que utilices, pero ésto no es algo que debe preocuparte porque si una vez frío lo ves muy líquido, puedes añadirle más jabón rallado y si lo ves muy denso, puedes añadirle más agua caliente. Ya verás como al final das con la cantidad exacta y consigues la densidad adecuada. No te olvides de apuntar tu cantidad para que no se te olvide.

Elaboración:

  • En una cacerola grande pon 2 litros y medio de agua a calentar a fuego bajito, no tiene que hervir. Cuando haya burbujitas en el fondo de la cacerola retírala del fuego.
  • Con un rallador, rallas un cuarto de jabón Lagarto y lo incorporas al agua.
  • Tienes que moverlo para que se deshaga, yo directamente he usado la batidora y así me aseguro de que no quedan grumos. Verás que al batirlo sale espuma que luego desaparecerá.

OLLITA1

  • Incorpora las 3 cucharadas de bicarbonato sódico y en unos minutos….¡tachaaaan! ya tienes tu jabón de lavadora listo para usar.
  • Cuando se enfríe, embotellalo en un recipiente de detergente usado y limpio o similar. Deja reposar hasta que enfríe.

VASITO

Recuerda que debes esperar a que se enfríe para ver la densidad final, no añadas ni jabón ni agua hasta que no se enfríe por completo. Es entonces cuando verás como ha quedado y si debes rectificar de agua caliente o jabón. Luego, cada vez que lo vayas a usar le das un meneito. La cantidad en lavadora será igual que la que utilizas con otros jabones comerciales.

Además de ser más natural (sobretodo si usas tu propio jabón (prometo subir la receta en cuanto lo haga)) sale muy económico, dos pastillas de jabón Lagarto cuestan 1 euro con lo cual tienes pelín más de 2,5 litros de jabón para lavadora por 1,5 euros si cuentas con el agua, el bicarbonato y la electricidad o gas para calentar el agua ¿es genial no? ¡todo ventajas! yo ya he comenzado, ¿y tú? ¿te animas?

Anímate y comparte tu experiencia con nosotros.